martes, 20 de mayo de 2008

Existen muchas cosas sobrevaluadas en esta vida, la familia; debes querer a tus hermanos, padres e hijos sólo por que llevan tu misma sangre, que importa que sean la peor clase de personas que puedan existir; El matrimonio, la mayoría de la gente cree que es una etapa de la vida, que quien no se casa y se llena de hijos no cumple su misión en el mundo y de pasada es homosexual; el amor, cuando alguien se enamora, lo debe dar todo y debe anteponer los interese y el bienestar del ser amado por encima de los suyos “tu felicidad es la mía”. Esos puntos de vista, para mí son muy cuestionables.

Fulanita se encuentra perdidamente enamorada de Perengano que es miembro de una secta que prohibe estar con alguien que profese una fe diferente a la suya, una persona sensata, viendo agotadas todo tipo de posibilidades para convivir con perengano sin tener que comprometer su espiritualidad, se alejaría, pero fulanita cree en el amor y decide cambiar de religión con tal de casarse con “él amor de su vida”. Debe renunciar a todo lo que creyó durante años y lo hace no por convicción, no porque se dio cuenta que su antigua creencia es errónea y ahora encontró la verdad, lo hace sólo porque cree que vale la pena sacrificarse por el amor. De ahora en adelante seguirá ritos que le parecen absurdos, vivirá bajo normas opresivas, guardara decenas de latas de comida en la alacena porque el fin del mundo esta próximo o alguna otra ridiculez por el estilo, tendrá que alejarse de su familia y amigos porque estos viven en pecado, y cada sábado la veremos de casa en casa tratando de convencer a los demás de algo que ella misma no cree, pero cada vez que se sienta infeliz, se dirá a si misma que lo hace por amor y así soportara esa vida hasta el día que se de cuenta que el amor se acabó, que no vale la pena, que nunca valió la pena, pero seguramente será demasiado tarde.

3 comentarios:

kitty la del infierno (pasenle a ver mis bubis) dijo...

Muy cierto este post, ademas nos deja muchas cosas en que pensar con respecto a la gente que "ama a dios", una persona puede echar por tierra AÑOS de tradicion y "fE" en cuestion de minutos solo con la promesa de un amor que en la mayoria de los casos solo es enajenamiento, que podemos concluir: que dios es todo para mi, hasta que se me presente algo mejor y a corto plazo, no se si me doy a entender(y antes de que pregunten, yo llevo 5 años de convivencia con mi pareja sin dios ni nada de esas pendejadas y somos muy felices)

Jhon War dijo...

Si, te das a entender y es verdad que a uno lo deja pensando si en verdad conviccion en sus creencias o era mera costumbre

purgatorio de religion dijo...

yo siento, ke las parejas de hoy en dia (no todas las parejas) solo tienes sus "creencias" por kostubre. ¿por ke?
por ke praktikamente desde ke nacen, se les impone los dioses en los que tienen ke kreer, se les imponen las costumbres ke deben tener, no se les da algun otra alternativa, ni mucho menos se les da la opcion de kuestionar sobre estas kreencias. krecen ko la idea de ke todo lo ke seles inkulko es cierto y inkuestionable, no tienen de otra,kresieron viendo las fiestas ke se celebran en el nombre de sus religiones y kreen ke sienmbre ha sido asi y ke todo es asi.
ojala y las parejas se kuestionaran asi mismas y tubieran conciencia y se preguntara ; ¿es necesario kreen en dios para ser felices?.