viernes, 22 de junio de 2007

Cuando niño, me preocupaba el hecho de no ir cada domingo a misa. Rezaba cada noche un padre nuestro y no podía dormir si no me persignaba. Conforme pasaron los años, dejé de persignare al pasar frente a una iglesia “no es necesario hacerlo en publico” pensaba. Tiempo después, no ir a la iglesia dejó de preocuparme “basta que rece” y después caí en cuenta con lo que me provocó varios años de angustia. Ya no creía todo lo que se me había enseñado. Los sacerdotes me dejaron de inspirar confianza, son simples humanos como nosotros, sin más autoridad para decirte como vivir que la de cualquier otra persona. Luego la virgen de Guadalupe, analizando todo llegué a la conclusión de que era una mentira. En ese momento hubo un choque en mí. Creía que era el único con esos pensamientos, pensaba también que estaba pecando al dejar de creer. Dios se torno en un ser vengativo, caprichoso y genocida. Conocí el Metal y supe que no era el único. Dios dejó de existir para mí, por lo menos el dios cristiano. Siento que es posible que exista un ser, una energía que pudo habernos creado y al universo, quizás hasta inconscientemente, encargada de cuidar que se complete el ciclo y se reinicie, esa energía de existir no tiene porque necesitar amor (la necesidad de amor es algo humano) no necesita que su ego se alimente con adoración y sumisión (eso, también es humano) ni siquiera necesita que se crea en ella, pues si es tan poderosa, si está más allá del bien y el mal, mas allá de la comprensión humana, si somos meras hormigas, un grano de arena en la playa, ¿por qué algo tan majestuosos debería preocuparse por nosotros?. Dios no existe y si existe le importamos un cárajo y siendo así, ¿cual la razón para interesarnos en él?

La vida es muy corta para desperdiciarla en seres espirituales

3 comentarios:

Maldita obscuridad dijo...

y todo eso por escuchar OV,
jajajaja no te creas!.

ME parece genial lo q escribiste, asi pasa cuando dejas de creer como q por un momento, crees q las cosas se tornan en contra tuyo pero no es asi.

Sabes ami nunca me gusto ir ala iglesia y mi madre era de esas personas q van todos los domingos, pero siempre me moelstaba ir, pensaba q habia cosas mejores q hacer estar ahi metida.
Lo bueno q ya los 12 años pude elegir y deje de ir, pero a mi no me remordio la conciendia, desde ahi pude saber cual era mi decision y me di cuenta q alguans personas requieren esudarse en un dios para sentirse protegidos.


te mano muchisimos saludos jhon.

Jhon War dijo...

Yo tambien te mando saludos Tanis que tengas un buen fin de semana.
Bastardo ya poestee algo, aunque sea para saber que no se ha muerto en su casa de una congestion alcoholica y fue tragado por sus perros. Busquese recetas vegetarianas y cuelguelas andele

jearj dijo...

Puedo entender vuestro despecho con las iglesias o las religiones, lo que no puedo entender porque la emprendéis con Dios sin entenderlo, sin saber nada de El, sin saber si existe en verdad o no.

La verdad es que nunca hasta ahora nadie os dio un motivo de peso para creer en Dios, pero aquí estoy yo y tengo la buena nueva, y no existiera nadie más inconciente que aquel que la rechace: -> http://jearj.tk3.net